top of page

Puerta Plegable Playcon

PPU_CC_B'Squash.jpg

Nos interesa que sepas lo más importante de una puerta plegable

Pues además de dinero, vas a poner de tu tiempo y tu esfuerzo para instalarla. A menos que contrates nuestro servicio de armar y colocar. Queremos que no te enojes ni te frustres, y que no tires tu dinero a la basura, porque hay de puertas a puertas.

Está la "puerta" que es de un material tan delgado, que parece una cortina. Y por eso se rompe a la semana o menos de estrenarla.

La que está mal diseñada. Y por eso el riel o las carretillas no soportan el peso de la puerta. Vas a ver que a los pocos días se cae. O la puerta ya no corre.

La que fue hecha a una mala temperatura. Esto hace que la parte rígida se separe de la flexible, como si fuera una hoja de papel que se rompe, así sin más.

La que solo tiene 2.15 metros de alto. Si tienes un techo de 2.28 o 2.35, vas a tener que poner un antepecho.

La que no trae marco. Así es que tú vas a tener que hacerlo o conseguirlo para fijar la puerta.

La que es de una medida específica. Y no se venden las piezas adicionales para que logres el ancho que necesitas. O solo puede cerrar al centro.

 

En cambio, con nosotros:

Los 55 años de experiencia que tenemos, dan como resultado una puerta plegable con un diseño durable y de excelente calidad.

Cuando decimos durable, hablamos de puertas que duran más de 20 o 30 años sin caerse ni deformarse. Y que corren con suavidad.

Además, la hacemos al ancho de tu espacio. Nuestro máximo es 4.88 metros.  

55
años
de
experiencia

dan
como
resultado
una
puerta
plegable
con
un
diseño
durable
y
de
excelente
calidad

1.     La hacemos a tu medida y tu mano va a caber bien en la jaladera. Así va a ser cómodo para ti abrir y cerrar. Solo tienes que ajustar la altura.

Altura máxima 244 cm. Alturas mayores requieren un antepecho no suministrado.

Anchos de 68 a 488 cm.

Hay puertas que abren por un extremo, por los dos o al centro. Si tu puerta es muy grande, hay puertas que abren al centro y por ambos extremos.

Asegúrate de que el techo puede recibir taquetes de anclaje. Si arriba tienes un marco de madera o metal, se fija al marco.

Si la diferencia de altura de uno y otro lado es más de 2 cm., vas a necesitar nivelar el techo con un antepecho u otra solución no suministrada.

Elige tu puerta tocando

​2. Puertas plegables instaladas.
Toca aquí y descubre el mapa de puntos de venta en que las puedes adquirir.

 

3. O la puerta plegable estándar.

Tenemos estas opciones para ti

La puerta plegable te da estas 10 ventajas:

1. Ahorras mucho espacio, porque la puerta se pliega sobre sí misma. Por eso, ahí donde no te cabe una que abre para fuera, la puerta plegable es ideal.

2. Además, te permite separar un área dentro de una misma habitación, para darle más privacidad. Pues no se pueden ver sombras ni siluetas como con una cortina. Funciona muy bien:

·        En un probador de una tienda de ropa

·        En un cubículo para revisar al paciente en un consultorio

·        En un cuarto para recibir a una visita

9. La puerta plegable es muy segura, porque no tiene un vidrio que se pueda romper. Eso la hace muy resistente.

10. También es aislante. Así ahorras en tu recibo de luz, cuando solo quieres que el aire acondicionado enfríe o caliente una parte de la pieza. O cuando necesitas una mayor entrada de luz o de ventilación, porque puedes mover toda la puerta a lo largo del riel.

Por su material, sirve para cualquier lugar de tu casa, incluso la cocina y los baños. Tanto para áreas pequeñas, medianas o grandes.

No se recomienda para la regadera. Ni que esté a temperaturas más allá de los 50 °C porque se deforma. Tampoco expuesta al rayo directo del sol, porque se puede decolorar.

Tip de experto:

Considera que no vas a poder tener acceso a lo que esté justo detrás de donde queda la puerta abierta. Por ejemplo, no vayas a poner un cajón ahí.

3. Para separar y tener tu propio espacio de home office.

4. Para cerrar un área que prefieres que no quede a la vista. Como puede ser el baño, el cuarto de lavado o la bodega.

5. La puerta plegable también te puede servir para clósets de ropa, de blancos o alacenas.

6. Es la mejor opción cuando quieres mantener el espacio abierto, pero con la posibilidad de cerrarlo de vez en cuando. O para separar dos áreas, justo cuando lo necesitas.

7. Una puerta plegable también sirve para dividir salones grandes, en varios chicos, sin tener que hacer una pared, que se queda ahí para siempre.

Como en salones de eventos u oficinas. Ya que puedes tener salas de reunión o áreas de trabajo privadas, de una manera flexible y que se ve muy bien.

8. En tiendas o restaurantes, ayudan a separar áreas o a dar una apertura más amplia que mejora el acceso y la visibilidad. Imagina que tienes que empujar la puerta y no sabes si viene alguien con una charola. Aquí, la puerta no se tiene que estar abriendo y cerrando.

​​

bottom of page